Extracción de ADN

 Hemos extraído el ADN de las células de espinaca. 

Para poder conseguir el ADN, primero tenemos que hacer una disolución de lisis que romperá las membranas celulares. Se hace con bicarbonato, sal y detergente. 

Después trituramos con la batidora las espinacas para poder romper los tejidos vegetales y así luego la disolución de lisis puede actuar mejor. 


Mezclamos el filtrado de espinacas y la disolución y esperamos unos minutos. En estos minutos estárá liberándose el ADN que al final conseguiremos separar.


Ponemos la mezcla anterior con un poco de alcohol teniendo cuidado de que el alcohol resbale por las paredes del recipiente. El alcohol queda en la parte de arriba y se observa de forma separada la mezcla y el alcohol.

En este momento se observa una especie de nubecilla blanca, son las hebras de ADN que quedan entre las dos fases. Ya tenemos nuestro ADN.


¿Cómo es que podemos ver el ADN?

Aunque el ADN es una molécula muy pequeña, microscópica, podemos verla a simple vista porque es muy larga, cerca de dos metros en cada célula. Como hemos utilizado muchas hojas de espinaca, por lo tanto muchas células, entonces al final de la extracción tendremos bastantes hebras de ADN apelotonadas en forma de nube.


















Comentarios

Entradas populares