Galileo y Calasanz




 Calasanz y Galileo Galilei vivieron en la misma época.

356 veces aparecen los “escolapios-galileanos” en la edición italiana de las obras de Galileo.

Los escolapios, con Calasanz a la cabeza, fueron discípulos de Galileo y aprendieron de él matemáticas y ciencias.

Cuando Galileo apostó por el modelo heliocéntrico para el universo, fue sancionado por la inquisición y fue obligado a retractarse. Le condenaron a arresto domiciliario.


Cuando parecía que Galileo había caído en desgracia los escolapios siguieron confiando en él.

Calasanz ordenó que los miembros de su congregación prestasen a Galileo Galilei toda la ayuda necesaria y permitió que continuasen recibiendo sus enseñanzas científicas.

Galileo quedó ciego y Calasanz ordenó que un escolapio llamado Clemente Settinni se pusiera a su servicio. 
El cuadro con el que se inicia este post fue pintado en 1870 por César Cantagalli y fue premiado en la academia de Bellas Artes de Siena. En él, aparece un joven escolapio que escucha y copia los últimos dictados de un envejecido y ciego Galileo. Este joven escolapio era Clemente Settimi y estaba siempre al servicio de Galileo. Settimi le acompañaba, le atendía, le servía de interprete y de secretario.



Los escolapios fueron denunciados al inquisidor por la ayuda que prestaban a Galileo. Sin embargo, continuaron ayudándole y no le abandonaron.

Comentarios

Entradas populares