Un paréntesis de arte en tiempo del coronavirus. Pintura

Retrato de Adele Bloch-Bauer I en @NeueGalerieNY

Hablamos de oro y pintura. Una figura destaca por encima de las demás: Gustav Klimt, hijo de un grabador de oro. 
El artista austriaco no pintaba con oro en concha, sino que combinaba de forma magistral el óleo con el pan de oro. 
Klimt creó sus obras más célebres durante la primera década del siglo XX. En ese momento llega el cenit de su fase dorada, un periodo en el que el artista produce piezas que recuerdan a los antiguos mosaicos bizantinos. 
Posiblemente la más conocida es El Beso (1908), uno de los grandes iconos del arte mundial, aunque Retrato de Adele Bloch-Bauer I (1907) no le anda a la zaga. 

Fuente: https://culturacientifica.com/2019/12/01/la-tabla-periodica-en-el-arte-oro/




Comentarios