Ondas gravitacionales, explicación fácil.




Einstein tenía razón y por fin se han descubierto las ondas gravitacionales que predijo hace 100 años. 

Las ondas gravitacionales se han detectado en los dos observatorios LIGO.

LIGO son las siglas en inglés de Observatorio de ondas gravitacionales por interferometría láser.



Cada observatorio tiene dos brazos largos en ángulo recto. Cada brazo tiene exactamente la misma longitud. En el interior de cada brazo, hay un tubo largo con un rayo láser que se extiende desde un extremo al otro. Si pasa una onda gravitacional la luz láser se ve afectada y la información queda recogida. 

La primera señal se captó el 14 de septiembre en los dos detectores idénticos de este experimento, situados uno a 3.000 kilómetros del otro. La señal venía de una fusión que sucedió hace 1.300 millones de años y consistió en el violento abrazo de dos agujeros negros cuya masa es entre 29 y 36 veces mayor a la del Sol. Los dos agujeros se fundieron en uno liberando una energía equivalente a tres masas solares, que salió despedida en forma de ondas gravitacionales en una fracción de segundo.

Las ondas producidas por esta enorme energía son las que se han captado en los dos observatorios LIGO.




Los sonidos que emiten las ondas están recogidos en esta animación, los dos sonidos primeros son los originales, luego se repiten adaptados a la audición humana. 

Comentarios