Calasanz y Galileo

Calasanz y Galileo Galilei vivieron en la misma época. 

356 veces aparecen los “escolapios-galileanos” en la edición italiana de las obras de Galileo.

                                     Galileo, ciego, dicta sus últimas obras al escolapio P. Clemente Settimi

Los escolapios, con Calasanz a la cabeza, fueron discípulos de Galileo y aprendieron de él matemáticas y ciencias.

Sabemos que Galileo apostó por el modelo heliocéntrico para el universo y que fue sancionado por la inquisición y obligado a retractarse. Y fue condenado a vivir bajo arresto domiciliario.


El cuadro de  Joseph_nicolas Robert Fleury muestra a Galileo ante la inquisición.

Para la sociedad de entonces, Galileo había caído en desgracia, sin embargo, los escolapios siguieron confiando en él.

Calasanz ordenó que los miembros de su congregación le prestasen  toda la ayuda necesaria y, aunque estaba muy mal visto, permitió que continuasen recibiendo sus enseñanzas científicas.



José de Calasanz

Cuando Galileo quedó ciego, Calasanz ordenó que un escolapio llamado Clemente Settinni se pusiera a su servicio.  
El cuadro con el que se inicia este post fue pintado en 1870 por César Cantagalli y fue premiado en la academia de Bellas Artes de Siena.  En él, aparece un joven escolapio que escucha y copia los últimos dictados de un envejecido y ciego Galileo. 
Este joven escolapio era Clemente Settimi y estaba siempre al servicio de Galileo. Settimi le acompañaba, le atendía, le  servía de interprete y de secretario.

Los escolapios fueron denunciados al inquisidor por la ayuda que prestaban a Galileo, sin embargo, continuaron ayudándole y no le abandonaron. 


Comentarios

Entradas populares de este blog

Práctica de laboratorio: Tinción y observación de células bucales

TIRAS CÓMICAS Y LEYES DE NEWTON

La libélula del poema de Rubén Darío. La libélula, insecto alado. Poesía y Ciencia.