Fotobiopoema: "Despertar" de Pedro Salinas y el caracolillo de la ventana.



Caracolillo: Rechazando la luz: "Trágicamente quietos,
imitando quietudes de alta noche"


Ventana con caracolillo
Sobre la ventana, arriba a la izquierda, se ve un caracolillo encerrado en su caparazón. No quiere salir todavía. Está rechazando la luz como en el poema de Pedro Salinas.


Rechazando la luz, el ruido, el mundo,
semidespiertos, aquí, en la porfiada
penumbra  defendemos,
inmóviles,
trágicamente quietos,
imitando quietudes de alta noche,
nuestro derecho a no nacer aún.


Aquí en nuestra batalla silenciosa
-¡no, no abrir todavía, no, no abrir!-
contra la claridad, está latiendo
el ansia de soñar que no nacimos,
el afán de tardarnos en vivir.
                   
                     Pedro Salinas (Despertar)

En la poesía de Pedro Salinas, si la ventana no se abre, si la luz no entra, si no empieza un nuevo día, entonces la felicidad oscura del amor de la noche pasada, continúa.

Estos versos, los escribió Pedro Salinas intentando volver a despertar el amor de su amada, que en ese momento ya se estaba apagando.

En la fotografía vemos una ventana cerrada pintada de blanco, verde y amarillo que en la parte superior izquierda tiene posado un pequeño caracol.
El caracol está encerrado en su concha, ¡no, no quiero que la luz entre! ¡no, no quiero salir todavía! También el caracol quiere seguir a oscuras.

¿A qué espera el caracolillo para despertar?
Desde el punto de vista de la biología los caracoles soportan muy mal la sequedad del ambiente. Ante la falta de humedad, o de un aumento de la temperatura, estos animales segregan un moco que tapa la entrada de la concha y se encierran hasta que el ambiente cambie.
Al estado de letargo en el que permanecen algunos animales en época de mucho calor o de sequía se le conoce como estibación (Wikipedia)
Con este comportamiento de aletargamiento podemos ver un ejemplo claro de la función de relación de los seres vivos. 
La función de relación permite a los seres vivos recibir información del medio y elaborar la respuesta más adecuada para su supervivencia. En este caso, el estímulo captado por el caracol es la falta de humedad y la respuesta dada es la secreción de mucosidad.

En conclusión

El caracol está "rechazando la luz, semidespierto, en la porfiada penumbra, inmóvil, trágicamente quieto", esperando que cambien las condiciones para despertar y continuar su camino, no quiere que se abra su tapadera, no quiere nacer aún.

Salinas, no quiere que se abra la ventana, no quiere que entre la claridad, también quiere tardar, también quiere esperar, que todo siga igual, defiende su derecho a no nacer aún.




Comentarios