¿Por qué se sostienen los castillos de arena?



Los castillos de arena se sostienen debido al agua atrapada entre los granos de arena.



Una molécula de agua se une a otra mediante enlaces que actúan como un pegamento suave.

Cada molécula de agua está formada por dos átomos de hidrógeno y uno de oxígeno. 




Estos tres átomos se unen entre si por enlaces covalentes.
Los electrones que comparten en sus enlaces covalentes, se encuentran más cerca del átomo de oxígeno que del átomo de hidrógeno. Así pues, el oxígeno tiene un exceso de carga negativa y el hidrógeno un exceso de carga positiva. Esta desigualdad del reparto de cargas eléctricas se conoce como polaridad.
La polaridad es la causa de que entre una molécula de agua y las que le rodean surjan fuerzas de atracción electrostática que las unen.




Los castillos de arena se sostienen gracias a los enlaces (puentes de hidrógeno) entre las moléculas de agua que se forman debido a como se reparten las cargas eléctricas.

En conclusión, la electricidad permite que disfrutemos como niños jugando con la arena.

Puedes ver en el vídeo como interactuan las moléculas de agua.




Stop Motion Sand Sculpture: jugando con la arena





Comentarios