Vacunación si - antivacunación no

La vacunación es una de las formas que tenemos para defender a nuestro organismo de enfermedades infecciosas.


Animación: Las vacunas

Vacunar consiste en introducir en el organismo gérmenes, microbios muertos o debilitados, con el objeto de que el sistema inmunitario los detecte  y produzca anticuerpos. Así la persona vacunada queda inmune a esa enfermedad.

Hay vacunas para muchas enfermedades: sarampión, poliomielitis, rubéola, tosferina... Cuando la vacuna es eficaz puede hacer desaparecer la enfermedad, ahora bien, los gérmenes que la producen no desaparecen, siguen existiendo.



Algunas enfermedades a punto de desaparecer, como el sarampión, vuelven a rebrotar debido a que algunas personas rechazan la vacunación.

A esta corriente se le denomina antivacunación.

Estas familias, para evitar un pequeño riesgo, no vacunan a sus hijos pero los están exponiendo a un alto riesgo. Si el no vacunado  entra en contacto con el germen patógeno se infectará gravemente.

La antivacunación es un hecho minoritario, pero cada caso de no vacunación cuenta, ya que el enfermo contagia exponencialmente a otros individuos, y esto lleva a un aumento importante de casos.


En Europa está ocurriendo esto con el Sarampión ya que en 2011 se han infectado 30 917 personas. En España los casos han aumentado de 173 enfermos en 2010 a 2000 casos en 2011.


Para cortar esta tendencia la Asociación Española de Pediatría ha modificado el calendario de vacunas para 2012 y recomienda el adelanto de las dosis de la vacuna.




En Australia, el Gobierno ha decidido que quienes no vacunen a sus hijos no tendrán derecho a beneficios fiscales. Este castigo fiscal supone no recibir 1700 euros por niño. Con esta medida el Gobierno quiere asegurar que todos los niños sean vacunados en el momento adecuado.



En el vídeo siguiente unos humoristas americanos nos muestran "a su modo" los beneficios de vacunarse.





Más información sobre el descubrimiento de la vacuna en el vídeo siguiente:


Comentarios