Ozono malo

El ozono es una molécula formada por tres átomos de oxígeno.
El ozono lo podemos encontrar en la atmósfera a dos niveles: cerca del suelo en la baja troposfera (10%) y a niveles altos en la estratosfera (90%)


El ozono alto de la estratosfera  filtra los rayos ultravioleta y por esto  lo podemos denominar ozono bueno.
El malo es el que se produce cerca del suelo como resultado de las reacciones químicas entre óxido de nitrógeno, compuestos orgánicos volátiles (COV) y la luz solar. 
Al ozono troposférico se le considera un contaminante secundario ya que se produce como resultado de otros contaminantes.
El ozono malo en elevadas concentraciones es un problema serio de contaminación atmosférica. Causa graves problemas respiratorios a las personas y reduce el crecimiento de las plantas.

Para evitar que aumenten las concentraciones de COV (precursores del ozono malo) debemos, entre otras cosas, utilizar el transporte público o la bici, ahorrar en calefacción y tener mucho cuidado con los disolventes orgánicos. 

En el vídeo se muestra una buena medida para controlar la cantidad de ozono malo en nuestras ciudades.



Comentarios