La avispa asiática amenaza a las abejas

La avispa asiática Vespa velutina es un peligro para las abejas.
En el año 2004 se detectó esta especie en Francia. Desde entonces hasta ahora ha avanzado 100 Km/año y en agosto de 2010 se observó por primera vez en el norte de España, en Navarra en el valle de Baztán.
La avispa asiática tiene un tórax negruzco y el abdomen oscuro con el 4º segmento amarillo- anaranjado. Las patas son amarillas y el frente de la cabeza también. Mide 25-30 mm de longitud.
Esta avispa es depredadora de abejas. Necesitan alimentar a las crías y cuando ven la llegada de las abejas cargadas de polen y néctar, las atacan y las matan separándoles las cabeza y el abdomen. Con el tórax forman una pasta que les sirve de alimento a ellas y a sus crías.
La avispa asiática no es peligrosa para las personas aunque tiene un comportamiento de defensa del nido muy agresivo.
Un nido de avispa asiática
Son las reinas fecundadas las que atacan a las abejas ya que deben fundar nuevos nidos. La actividad empieza en febrero y el nido está listo en mayo o junio. El apogeo del enjambre se produce en septiembre y octubre.
En otoño los machos fecundarán a las nuevas reinas y empezará nuevamente el ciclo en la primavera siguiente. 
Nido a 15 metros de altura
La expansión de esta avispa va produciéndose año a año. Para atenuar el problema se están destruyendo nidos y se están poniendo trampas. Las trampas son útiles  en primavera para así  capturar a las reinas fundadoras de nidos. 
Trampa casera
El problema es que las trampas pueden producir daños colaterales a otros insectos.

Comentarios