El oso de los Pirineos

Fotografía de Oriol Alamany
Hay ocho especies de osos diferentes en el planeta. Una de ellas es el oso pardo.
En la Europa occidental resisten pequeñas poblaciones de oso pardo en bosques mixtos de macizos montañosos.
Las poblaciones de oso pardo más amenazadas viven en España, Italia y Francia. 

En España quedan dos poblaciones, en la Cordillera Cantábrica y en el Pirineo.
Adios a "Camille"
 La población del Pirineo está a punto de extinguirse, solo tiene  alrededor de 25 ejemplares.
Oso pardo pirenaico "Camille"
En el Pirineo francés habitan osos en los valles de Aspe y Ossau y en el Pirineo meridional los osos ocupan territorio desde los valles de Roncal en Navarra, hasta la Cerdanya en Lleida.
Las amenazas serias a las que se enfrenta la especie son: el bajo número de ejemplares, la muerte causada por furtivos, la pérdida y fragmentación del hábitat y la baja diversidad genética.
Los osos del Pirineo son pequeños (200-250 Kg) comparados con otros osos pardos (700 Kg) y como el resto de osos pardos europeos pertenecen a la subespecie Ursus arctos arctos.

Los osos son difíciles de ver pero podemos observar sus rastros: excrementos, huellas, pelos en los vallados y mordiscos o raspaduras en los árboles.

La mayoría de los osos pirenaicos proceden de reintroduciones con osos eslovenos. La próxima primavera se soltará una osa hembra.
Estas reintroduciones no son muy bien vistas por algunos ganaderos y algunos cazadores, aunque está mejorando la aceptación social del oso y se está viendo la necesidad de colaborar contra la extinción de esta especie.
El oso es un indicador de calidad del hábitat y puede ayudar a revitalizar la zona rural atrayendo un turismo ligado a la naturaleza.

BRU: Doce días con el oso de los Pirineos from Oriol Alamany on Vimeo.


.

Comentarios