Trasplantes de riñón


¿Qué es el trasplante de riñón?
Un trasplante de riñón es un  procedimiento quirúrgico que se lleva a cabo para reemplazar el riñón enfermo de una persona por un riñón de otra persona sana.
El riñón puede provenir de un donante fallecido o de uno vivo. 
Cualquier persona cuyo riñón sea compatible con el organismo del receptor, podrá someterse a la donación.
Este tipo de trasplante se denomina trasplante de donante vivo. Las personas que donan un riñón pueden seguir viviendo normalmente.


Hasta hace unos años, la progresión de un enfermo renal pasaba primero por la medicación, luego por la diálisis que es un proceso mediante el cual se extraen las toxinas que el riñón no elimina de la sangre y, finalmente, por el trasplante de un donante cadáver.
Sin embargo, hoy en día, la mejor alternativa para un paciente de estas características, especialmente si es joven, es el injerto de un donante vivo.

La esperanza de vida de los donantes de riñón es igual a la de los que no lo son y su riesgo de enfermedades y trastornos renales no difiere del que se registra en la población general.

Este hecho se explica porque para ser donante hay que tener una buena salud.
Cuanto más deteriorado llegue un paciente al trasplante, peores expectativas tiene de cara al futuro, incluso aunque la intervención vaya bien.
En nuestro país, dicha demora es de tan sólo de año y medio y, aunque no representa una necesidad tan acuciante como en otras naciones, el propósito de la ONT es aumentar el volumen de estas intervenciones. 
El año pasado se realizaron 156 y el objetivo es ir progresando hasta alcanzar las 300 en los próximos años. Esto supondría entre un 10% y un 15% del volumen total de trasplantes de riñón.


ALCER (Asociación para la Lucha Contra las de Enfermedades del Riñón) es una entidad sin ánimo de lucro creada en el año 1976. 



Trailer "En el lado de la vida" from En el lado de la vida on Vimeo.

Comentarios