Aeroponía: raices en el aire


En Alava, se están cultivando patatas de siembra en el aire. Obtienen 20 tubérculos por planta en lugar de los 3 o 4 que se consiguen si se cultiva en tierra.

Esta forma de cultivo aeropónico evita la incidencia de las enfermedades que existen en el suelo, ahorra agua y fertilizantes, aumenta la producción y permite recoger la patata en su momento justo.


El método se lleva a cabo en invernaderos. Se mantienen las raíces de la planta en el aire y en total oscuridad y se pulverizan con agua enriquecida con nutrientes.

Esta forma de cultivo tan novedosa en España se viene realizando hace algunos años en Perú y otros países latinoamericanos como Ecuador y Bolivia. También se han obtenido microtubérculos en China y en Corea.

Comentarios