Los Troglobios comen "arcillas" y pueden estar sin comer diez años.

Hay animales que viven en las profundidades de las cavernas. Pasan sin comer mucho tiempo, no necesitan ojos, apenas necesitan oxígeno; son blanquecinos, sin pigmentos, y con los tejidos externos blandos y permeables al agua. 
Tienen órganos de los sentidos especiales para captar pequeños movimientos de aire, extremidades alargadas y un tacto desarrollado para poder moverse en sitios complicados.
Son los troglobios.

Los troglobios podríamos decir que también son trogloditas. Ya que "troglo" viene del griego y significa "agujero, caverna, cueva" y "dita" significa "que habita".
Por lo tanto los troglobios son animales que habitan en las profundidades de las cuevas.
Viven en absoluta oscuridad,en un ambiente de máxima humedad, poco oxígeno, elevadas concentraciones de CO2, carencia de alimento y dificultad de movimiento.

Pasan gran parte de su vida en estado juvenil y para reproducirse les basta poner un huevo ya que no tienen depredadores ni otros seres que les hagan competencia.

A profundidades de 40 metros o más no se puede realizar la fotosíntesis por la carencia de luz, así que el primer eslabón de la cadena trófica de un ecosistema cavernícola son unos microorganismos de la arcilla, las bacterias quimiosintéticas. Estas, producen compuestos orgánicos a partir de compuestos inorgánicos.


El alimento de los troglobios son restos vegetales y de materia orgánica que proceden del suelo superior. Estos restos, por la gravedad y el arrastre del agua se filtran al interior de la cueva.
Muchas especies de troglobios se consideran "fósiles vivientes", procedentes de invertebrados que poblaron el planeta hace más de treinta millones de años.

El proteo 
Attenborough lo describe como "uno de los últimos especialistas" del mundo natural, pues está adaptado a vivir en total oscuridad y puede sobrevivir hasta diez años sin comida. "En Croacia", cuenta Attenborouh, "se creía que eran crías de dragón".Es uno de los diez animales que David Attenborouh salvaría de la extinción.

Comentarios