El lagópodo alpino o perdiz nival

Foto de Leire Velaz


El día 11 de Abril Josema Urrestarazu, nuestro profesor de educación física, se encontraba esquiando en el glaciar alpino del aneto cuando vio una perdiz nival o mejor un lagópodo alpino (Lagopus mutus), cuyo plumaje se confundía con el medio, ya que era blanco.

La perdiz nival es un ave sedentaria que se encuentra en los Pirineos o en otras cordilleras como los Alpes o los Cárpatos. Es una especie asociada al frío, vive en áreas de alta montaña donde se registran temperaturas medias de 15ºC.

Tiene una longitud de 34 a 36 cm. Llegó a la Península Ibérica con las glaciaciones cuaternarias. El plumaje del macho es totalmente blanco en invierno y en la época estival cambia a colores miméticos con el entorno. Su plumaje le permite la adaptación al entorno y batir record de velocidad. Sus patas están emplumadas hasta los mismos dedos y le protegen del frío y de la nieve por donde camina. Su pico es pequeño y oscuro. Se alimenta de insectos, semillas y plantas alpinas. Su voz es un castañeo ronco que emite en mayo y junio.

Este lagópodo esta desapareciendo en muchas zonas de alta montaña, por ejemplo, en Navarra hay solo un par de parejas. El cambio climático afecta a la cantidad de nieve acumulada y repercute en el habitat de esta especie.

Comentarios